Bujalcayado (Guadalajara)


Pueblo escalonado en la ladera de la sierra de Bujalcayado, orientado hacia el sur, con vistas al pequeño valle donde se encuentran las salinas de La Olmeda y de Bujalcayado.
Unas dieciocho viviendas llegaron a conformar el pueblo, estando habitado por unas setenta personas aproximadamente.
Sus tierras de cultivo estaban sembradas de cereal (avena, cebada, trigo) y de legumbres (garbanzos y lentejas).

"Había muchos ciruelos en el pueblo. A lo mejor llegaba alguno que venía de una finca con un cubo lleno de ciruelas claudias y toda la gente que estaba sentada al fresco en la plaza se ponía a comer ciruelas". ANGELINES GARCÍA.

A moler el grano se desplazaban hasta Sigüenza, a la fábrica de los Ochovas, en ocasiones acudían al molino de Santamera.
La ganadería tenia su mayor volumen en el ganado lanar dedicado a la cría del cordero, venían a comprarlos carniceros de Sigüenza para a su vez llevarlos a Madrid y Barcelona.
Se acostumbraba a matar un par de cerdos al año en cada casa.
Algunos vecinos acudían también a trabajar en las cercanas salinas en los meses de verano que era la época de más trabajo.

El cura acudía a dar misa desde La Olmeda de Jadraque.
El médico (don Antonio) lo hacía desde Riosalido.
El cartero desde Sigüenza hacia el recorrido Carabias, Cirueches, Bujalcayado, La Olmeda, unas veces a pie y otras en yegua haciéndolo más tarde en bicicleta.
Para los asuntos administrativos iban a Riosalido, ayuntamiento al que pertenecían.
Leña de carrasca era la que consumían en la lumbre para calentar las cocinas.

"Había poco arbolado en el término de Bujalcayado por lo que tocaba ir con el macho a buscar leña a pueblos como El Atance, Cirueches o Carabias".
LUIS GARCÍA.


Tres días duraban las fiestas patronales que se realizaban para San Bartolomé el 24 de agosto.

"Se hacia una misa y una procesión encabezada por el cura montado en una mula y detrás íbamos todo el pueblo hasta la ermita de San Bartolomé (distante un kilómetro y medio del pueblo y actualmente en ruinas)". LUIS GARCÍA.

Acudía en buen número la gente joven de Riosalido, La Olmeda y Cirueches, también se acercaban por allí los jóvenes de Palazuelos, Carabias, Imón y Matas aunque de manera menos numerosa.
Se mataba un cordero para estas fechas para consumir con los familiares venidos de fuera.

"Esos días de fiesta era costumbre comer arroz con gallina. También congrio que se había comprado previamente en Sigüenza, no faltaba tampoco el cordero". ANGELINES GARCÍA.

Por la tarde en la amplia plaza se dejaba oír el acordeón de Candidillo, músico que acudía desde el pueblo de Renales para animar el baile.

"Una confitera de Sigüenza ponía un tenderete en la plaza y vendía caramelos y almendras garrapiñadas". ANGELINES GARCÍA.

"A partir del año 55 ya no se celebró baile en Bujalcayado, quedaba poca gente en el pueblo". LUIS GARCÍA.

El 22 de mayo celebraban a Santa Quiteria, con una misa y la bendición de los campos desde la cruz de la Rivilla.

"Cuando terminaba el acto de bendecir los campos era costumbre regalarle una gallina al cura". LUIS GARCÍA.

Para hacer compras la gente se desplazaba a Sigüenza. Se abastecían entre otros productos de arroz, ázucar, cafe o bacalao.
Los juegos de cartas en los fines de semana y el frontón en la pared de la iglesia conformaban un pasatiempo en los días de ocio.

"En algunas ocasiones aparecían por Bujalcayado titiriteros que realizaban funciones teatrales y juegos malabares, era todo un acontecimiento, se llenaba la plaza para verlos, ese día había muy buen ambiente en el pueblo". LUIS GARCÍA.

La gente en los años 60 empezó a marchar hacia las capitales en busca de un mejor futuro y se esparcieron por Barcelona, Madrid, Guadalajara e incluso hasta Argentina recibió algún bujalcayanero, mermando considerablemente el pueblo hasta llegar al único habitante que mantiene en la actualidad: Luis, que con 73 años, siete de ellos viviendo solo, se resiste a marchar del pueblo y quiere que haya una chimenea de la que salga humo permanentemente en los días de invierno para enseñar que Bujalcayado sigue vivo.

Visitas realizadas en marzo de 1995, enero de 2010 y septiembre de 2020.

Informantes:
-Luis García. (Conversación personal mantenida en 2010 en la plaza de Bujalcayado).
-Angelines García. (Conversación personal mantenida en 2020 en la plaza de Bujalcayado).


PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Punto y aparte. En esta tarde otoñal del año de la pandemia hago mi tercera visita al pueblo de Bujalcayado. Nada más entrar ya distingo síntomas de que el pueblo se está volviendo a levantar después de haber caído prácticamente a los "infiernos del olvido" años atrás. Un cartel de nuevo diseño hecho en hierro con el nombre del pueblo y ubicado en la pared de la iglesia, el propio templo parroquial con signos de estar sufriendo una reforma de mejora y consolidación, patos dándose un chapuzón en el antiguo lavadero, unos trabajadores de la construcción realizando tareas propias de su oficio en un solar, una señora mayor sentada en una silla en un costado de la plaza, niños que bajan correteando por la calle Mayor, alguna vivienda reformada que antes no lo estaba... No hay duda, Bujalcayado está volviendo a renacer.
También veo por allí a Luis, el numantino resistente del pueblo, al cual vi pero no hable en mi primera visita allá por 1995, pero con él que si hablé en mi segunda visita de 2010. En esta ocasión está recostado en un banco de la plaza intentando echar un sueño, así que no le saludo. Si tengo ocasión de conversar con Angelines que sentada en una silla observa todo lo que acontece en ese amplio espacio que forma la plaza. Preciosa plaza por cierto, pocas he conocido en despoblados que se asimilen en amplitud y en belleza. Aunque tengo que decir que está ganando en confort pero está perdiendo la rusticidad de antaño. Lo que no cambía es la bonita fuente con su chorro intermitente de agua.
Subo por la calle Mayor. Nuevos moradores a las puertas de sus viviendas se dejan ver por allí. Intercambio un cordial saludo y continuo mi caminar. Toca dar la vuelta porque por este lado no se puede continuar.
Vuelvo a la plaza y observo que Luis ha cambiado de banco y sigue intentando echar una cabezadita pero no lo consigue a tenor de los cambios de postura que realiza. Me dirijo por otra calle que me llevaría a las salinas, situadas abajo en el valle. Como ya las vi en mis anteriores visitas no considero oportuno volver a bajar a ellas. Las contemplo un poco desde la distancia. Me encamino por una calle ascendente que pasa junto al edificio de la escuela. Veo que se ha "desmochado" parte de su fachada, así que es cuestión de pocos años que no quede ni rastro de ella. Subo hacía la parte alta del pueblo. Ruina generalizada por aquí. Algún edificio que antaño probablemente fuera pajar se ha reconvertido en vivienda para estancias temporales. No me encuentro a nadie por esta parte. Sigo subiendo hasta coronar la parte más alta. El día está resplandeciente y se tiene una buena vista desde aquí. Me acerco al transformador de la luz y me siento en una piedra a "contemplar". Después de un rato de ensimismamiento bajo por aquí para adentrarme otra vez en el corazón del pueblo, pero alguna zona escombrada y con vegetación me impide seguir. Doy con otra calle que me sacará después de unos "requiebros" a algún edificio hasta el centro neurálgico de Bujalcayado: la plaza.
A pesar de no haber transcurrido mucho tiempo ya no hay rastro ni de Angelines, ni de Luis, ni de los albañiles. Solo un perro que dormita a la sombra y el constante graznido de los patos que entran y salen de su "piscina" improvisada rompen un poco la quietud que se está empezando a apoderar de la plaza. Un poco más arriba todavía se acierta a oír el griterío de los niños. La tarde ya empieza a decaer y la visita a este cada vez menos deshabitado toca a su fin.
No sé cuanto me demoraré para visitar de nuevo Bujalcayado. Pero tendré curiosidad de ver si el resurgir del pueblo ha seguido dando sus frutos.
Me quedaba por conocer la ermita de San Bartolomé para completar mi conocimiento de todos los lugares de interés de Bujalcayado, algo que he podido realizar en esta primavera de 2021 aprovechando la visita a otro despoblado cercano. Tengo nociones de donde está situado el templo así que aparco el coche en la orilla de la carretera y enfilo por un sendero que se dirije monte arriba, al principio más marcado y luego se va difuminando, hay que bordear alguna tierra de cultivo y los últimos metros moverse entre piedras y matorral bajo. Cuando llego a unos metros de la ermita veo que se encuentra en estado ruinoso. Con bastantes complicaciones y sorteando maleza llego hasta su entrada pero aquí ya si que es misión imposible acceder a su interior, la vegetación se ha hecho la dueña y no es posible poner un pie dentro, a ello se le une el desplome del tejado y de algún tramo de pared por lo que no puedo hacerme una idea de como era su interior. Desisto de ello y me limito a contornear el templo, siempre a unos metros de distancia porque la abundante vegetación no permite hacerlo junto a sus muros. Contemplo durante unos minutos la vista que desde allí se tiene: el pueblo de Bujalcayado y las salinas. El silencio es absoluto. Desciendo poco a poco por el camino y dejo a la ermita en su oculta y frondosa soledad.


Año 2010. La entrada al pueblo por la carretera, casas en buen estado.



Año 2010. La iglesia parroquial de Santa Quiteria, junto a la sacristía tenía adosado el edificio del ayuntamiento ya caído.



Año 2010. Presbiterio de la iglesia: altar mayor, púlpito y entrada a la sacristía. Un retablo del siglo XVIII se conserva en la iglesia de San Vicente de Sigüenza.



Año 2010. Nave central de la iglesia, amasijo de vigas y escombros. La espadaña sin campanas resiste.



Año 2010. Entrando a la plaza. Junto al olmo estaba uno de los dos lavaderos que habia en el pueblo.



Año 2010. Plaza mayor. Amplia y espaciosa, presidida por un olmo centenario y la fuente.



Año 2010. Vista de la plaza mayor desde otro ángulo.




Año 2010. La fuente, fechada en 1910. Anteriormente tenían que ir a buscarla con caballerías a una fuente situada en la sierra, a quince minutos del pueblo.



Año 2010. La fuente, detrás la casa del tío Justo, una de las más pudientes del pueblo, aquí vivían de patrona las sucesivas maestras que hubo en el pueblo.



Año 2010. Calle Mayor.




Año 2010. La última casa que se cerró en Bujalcayado. Leonardo Monje fue su morador. Se marchó en los albores del año 2000 dejando a Luis García como único habitante del pueblo.



Año 1995. Calle Mayor.




Año 2010. El mismo tramo de la calle Mayor.




Año 2010. Viviendas en la parte alta de la calle Mayor.




Año 2010. La calle del Chorrillo, saliendo de la plaza en dirección al cementerio y las salinas. A la derecha ya no queda ni rastro del antiguo horno comunal, en su lugar una masa uniforme de tierra, piedras y vegetación formando un montículo.
"Aparte del pan, se hacían unas magdalenas, tortas y rosquillas deliciosas, especialmente los días de fiesta". ANGELINES GARCÍA.



Año 2010. La calle del Chorrillo, entrando hacia la plaza.




Año 2010. Calle de los Claveles.




Año 2010. Hilera de viviendas. La escuela de Bujalcayado y la casa de la maestra en el medio. Los niños entraban al aula por el pasillo que queda entre los dos muros.



Año 2020. La misma imagen de la fotografía anterior con la escuela y las viviendas adyacentes. El deterioro de las edificaciones es notorio.



Año 2010. Subiendo hacia la parte alta del pueblo.




Año 2010. La casa del tio Leonardo.




Año 2020. Vista del pueblo desde la parte de arriba. En el collado de enfrente a media ladera estaba la ermita de San Bartolomé.



Año 2020. Torreta del transformador de la luz.




Año 2010. Entrada al pueblo por el camino de las salinas.




Año 2010. Cementerio.




Año 2021. Ermita de San Bartolomé, en ruina total. Situada a treinta minutos de caminar desde el pueblo.



Año 2021. Vista lejana de Bujalcayado desde la ermita de San Bartolomé.



Año 2010. Las salinas de Bujalcayado, a 500 metros del pueblo, abandonadas. Detrás las salinas de La Olmeda. Junto con otras salinas cercanas (Imón, Carabias y Gormellón) conforman un patrimonio natural y cultural muy importante en la provincia de Guadalajara.



Año 2010. Imagen de las salinas de Bujalcayado, con las albercas donde se producía la sal resultante de la evaporación del agua. Estampas de una gran belleza fotogénica.



Año 2010. Otra imagen de las salinas, con el almacén y las viviendas de los trabajadores. Tres obreros fijos componían la plantilla de mantenimiento que se reforzaban en la época de más trabajo (verano), con gentes de los pueblos del contorno. En 1970 terminó prácticamente aquí la explotación salinera, aunque siguió algunos años más casi de modo testimonial. Arriba se divisa el pueblo de Bujalcayado.

42 comentarios :

  1. me llamo luis caicedo soy de venezuela. vi en un reportaje de tve este pueblo y da mucha impresion como se puede abandonar un pueblo entero y por supuesto todo lo que este representa. me duele ver como esas paredes de tierra se caen sin importar el trabajao que costo levanatarlas. me encantaria vivir en un pueblo asi.

    ResponderEliminar
  2. ME LLAMO MANUELA, SOY DE MURCIA Y ME GUSTARIA PONERME EN CONTACTO CON LUIS GARCIA YUBERO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que fuerte yo soy la nieta de angelines ...la hermana de luis , tengo muchos recuerdos de ese pueblo ya que e pasado veranos y veranis en mi infancia ...me encanta recordar lo bonito que eran mis veranos junto amis abuelos paco y angelines ...volvere algun dia muchos saludos a todos ...

      Eliminar
    2. Hola, mi nombre es José Manuel Martín Yubero vivo en Santiago de Chile y soy hijo de Amalia Yubero y sobrino de Aquílino Yubero. Los Yubero somos pocos y me gustaría conocer más de este pueblo y de esta familia. Creo reconocer en una de las fotos la que fue la casa de nmadre. Mi correo de contacto martinyubero@gmail.com. Abrazos para todos!!!

      Eliminar
  3. Hola, os felicito por este blog. Los primeros días de Semana Santa he estado por esta zona (Sigüenza), y me ha impresionado el abandono de algunos lugares como el que mostrais. Más abajo está Palazuelos, conocida como la "Pequeña Ávila" ya que es un pueblo rodeado íntegramente por una muralla, y da pena ver el deterioro de la misma. Creo que es una zona con un potencial turístico muy importante pero no se ven ganas de inversión. He visto las salinas y realmente es un patrimonio perdido. Saludos

    ResponderEliminar
  4. bucalcayado era un pueblo que celebraba a Santa Quiteria, alguien podria contar algo sobre su imagen y fiestas que tenian en su honor

    ResponderEliminar
  5. Hola Faustino, no se si te acordarás de mí, en junio te pedí información de algunos pueblos y al final me decanté por visitar Sarañana (Castellón) del cual quedé fascinado la verdad, aunque es cierto que me costó encontrar el pueblo y los accesos estaban en un estado muy regular. Quiero visitar estos días justamente Bujalcayado, y quería saber si el acceso sería algo mejor que el anteriormente mencionado, un saludo y a seguir así.

    ResponderEliminar
  6. Hola Eduardo, si me acuerdo de ti, he contrastado los comentarios e hiciste unas preguntas sobre El Bardal (Avila), que si habia opción de llegar alli desde Aldeanueva. Me alegra que te gustara Sarañana porque es un pueblo muy bonito. Referente a lo que me preguntas de Bujalcayado, no hay ninguna perdida ni problema, la carretera llega hasta el mismo pueblo y esta señalizado el desvio, sigue el recorrido que muestro arriba del reportaje sobre acceso y no tiene perdida, ya me contaras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Acabo de ver en tv un reportaje sobre este pueblo y sobre su único habitante,Luis y se me ha partido el alma. No sabía que existieran pueblos en España con un solo habitante!! Me gustaría ir a conocer ese pueblo y a su habitante para que me contara algo más y sobre todo me gustaria que se hiciera algo para que este señor no viva solo en ese pueblo!!!

    ResponderEliminar
  8. Parece que a la gente le da pena que estos pueblos situados en sitios idilicos esten deshabitados,tambien muchas ciudades construidas en tiempos de los romanos se deshabitaron y no se acabo el mundo por eso,gracias a eso hoy dia existe la arqueologia,

    ResponderEliminar
  9. Para la el anónimo que dice haber visto un reportaje de Bujalcayado en tv, le diré que siempre que publican algún reportaje de estos que ya son varios (España directo, antena 3 etc)no cuentan la verdad sobre Bujalcayado, siempre intentan dar la imagen de tristeza y abandono y el pobre Luis que está tan solo...nunca sacan ningún plano de las casas rehabilitadas de Bujalcayado, tampoco dicen que se habitan los fines de semana, fiestas, verano,navidades y que la hermana de Luis pasa allí todo el verano. Por cierto Luis vive en Bujalcayado porque es allí donde nació, ¿donde iría él sin sus huertos?...es su vida y aquí donde quiere vivir mientras pueda, que más quisieramos algunos!!

    ResponderEliminar
  10. Preparando una entrada en mi blog, he conocido el tuyo y me ha gustado mucho, se nota que te gusta lo que haces y le pones empeño/trabajo.

    Te dejo la entrada en mi blog sobre un programa que mi ayer y que también trata sobre Bujalcayado, pasaté y me comentas, pero no esperes algo tan preparado como el tuyo, que yo soy novata en esto de los blogs (el mio puede tratar de cualquier cosa).

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Yo también tengo claro que la gente vuelve a los pueblos de sus antepasados por vacaciones, fines de semana y más, pero aunque den algo de vida en esas fechas no es lo mismo que vivir allí todo el año, verdad?

    ResponderEliminar
  12. POR DESGRACIA NO..,. QUE PENA!

    ResponderEliminar
  13. Faustino, no sé que puedo añadir a lo que otros han dicho. Es impresionante. Tu blog ha sido una sorpresa gratísima para mí. Por añadir algo, debo decir que me gusta que los pueblos abandonados sigan así, que no se vuelvan a ocupar, opinión quizás minoritaria, pero que sería larga de explicar. Una pregunta...¿qué pueblo es de la foto de la portada del blog?...es la leche.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Faustino Calderóndomingo, 19 junio, 2011

    Gracias RGC por tu comentario, me alegra que te haya gustado el blog.
    La foto de cabecera es del pueblo riojano de Las Ruedas de Enciso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Pues es uno de los pueblos más hermosos que he visto. No me extraña que lo hayas elegido para abrir tu blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Yo ya he pasado 3 o 4 veces este año a ver a Luis, su hermana que vive en Madrid se pasa alli largas temporadas con el y los fines se semana van sus sobrinos que tienen alli vivienda nueva.

    Luis es un gran hombre sencillo y activo no para de hacer cosas una persona buena de

    ResponderEliminar
  17. Hola Faustino me encanta tu blog y llevo muchisimo tiempo enganchado, siempre e sido amante de los pueblos deshabitados lo que me ha hecho visitar muchisimos de estos pueblecitos a lo largo y ancho del pais.
    Soy de un pueblo de guadalajara!! y vivo todo el año en el, un pueblo mas o menos grande en la Alcarria, he visitado muchas veces los despoblados de Siguenza como: Torrecilla del Ducado, Tobes, Querencia, Matas, Valdealmendras y por supuesto bujalcayado pero siempre me e quedado con las ganas de visitar y de saber lo que paso con el pueblo de Cirueches que una de las veces en mis visitas intente llegar y en la verja que corta el camino me dijeron que era una finca privada y no existia ya como pueblo, desde ayi queria llegar al embalse del Atance, y me pregunto yo si cirueches es privado la iglesia, el ayuntamiento, las escuelas, los viales (calles y plazas del pueblo) tambien han pasado a ser privados el obispado que dice al perder una iglesia de su amplisimo patrimonio artistico? alguin me puede responder o alguin conoce la historia o sabe algo de lo que escribo aqui???
    un saludo a todos los que leeis el blog desde Tendilla.
    Israel

    ResponderEliminar
  18. Hola Israel, siempre ha habido mucho hermetismo respecto a Cirueches. Cuando yo visitaba el pueblo de El Atance, Cirueches ya se encontraba vallado y fuera del alcance de los curiosos. El pueblo siempre fue de propiedades particulares pasando por diversas manos y se utiliza actualmente como granja.
    Sinceramente no creo que al obispado le interese mucho una iglesia de más ó de menos porque supongo que las cosas de valor que hubiera en su interior ya las pondrian a buen recaudo.
    Luis el último de Bujalcayado seguramente sabrá algo sobre la historia de este pueblo si vas a hacerle una visita, ó bien gente de la Olmeda ó pueblos cercanos y en Sigüenza posiblemente haya antiguos vecinos de Cirueches.
    Saludos tendillero y sigue visitando estos lugares despoblados tan apasionantes que en Guadalajara hay unos cuantos.

    ResponderEliminar
  19. Muchisimas gracias Faustino por responder a mi mensage!! un dia que pase por ayi ire ha visitar a Luis y haber que me cuenta, quiero ir un dia ha visitar Valdealmendras y Torrovaldealmendras que tambien estan deshabitados, tambien queria visitar Tobes para ver si ya han hecho algo ya que estaban intntando rehabilitarlo para crear un negocio hostelero...
    un saludoo y siguee añadiendo fotos y nuevos pueblos deshabitaddos que en Guadalajara cada año que pasa mas y mas se van quedando vacios en temporadas invernales, este blog es fantastico para los amantes de los despoblados y me encantaria ver reportajes tuyos de la Vereda, la Vihuela, Villaescusa de Palositos, torrecilla del Ducado y muchos mas de guiadalajara por que aunque los ayamos visitado la mejor forma de conocerlos es en tu blog ya que podemos leer costumbres fiestas y su historia y si necesitas alguna foto de algun lugar y yo la tengo cuenta con ella.
    sigue asi es fantastico!!
    un saludo Israel.

    ResponderEliminar
  20. Tendillero te cuento; Yo estuve en moto en verano de 2011 y te dire que en Valdealmendras que ahi se termiona la cafrretera solo hay articulos de labranza, tractor y algun perro por lo que algun ganadero o agricultor debe estar alli a diario, Torre de valdealmendras vive gente, Tobes sigue igual he estado 3 veces el año pasado y todo taladrado por debajo pero abandonado desde hace algun año me encanta ese pueblo. Yo soy de Azuqueca, Saludos

    ResponderEliminar
  21. hola faustino nos conocimos el dia que que viniste perguntando por el pueblo de matas en guadalajara aver si lo publicas que tengo muchas ganas de enseñarselo a mi padre gracias y sigue con ese animo para enseñarnos mas pueblos deshabitados .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, proximamente publicare el reportaje de Matas. Un saludo para tu padre y para vosotros.

      Saludos.

      Eliminar
  22. gracias vi medio reportaje del que hiciste en tobes salioen la 2 no se si sabes que haay otro pueblo abandonado cerca de tobes llamado querencia y otro justo pasado sienes que es el ultimo pueblo de la provincia por esa carretera .

    ResponderEliminar
  23. Magnífico trabajo el que estais haciendo. Con el permiso del blogger me gustaría compartir este blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. En abril de 2011 visité este pueblo y al ver que estaban abiertas varias casas no quise perturbar su tranquilidad. Tambien visité Ventosa del ducado, que contaba con un habitante y alguna casa restaurada, Torrecilla del ducado, Tobes, (que me impresionó bastante), Querencia, que me pareció un pueblo muy hermoso en el cual encontré a un matrimonio que tenian su casa en muy buen estado y me comentaron que esperaban a mas familias ese dia para celebrar una comida y hablar de la recuperacion del pueblo, me atendieron muy cordialmente y me explicaron su inquietud de recuperar el pueblo. Despues acabé mi ruta en este pueblo- Dando por terminada mi ruta por ese día recordé lo cerca que estubo el pueblo de mi madre, tambien de Guadalajara, "Valverde de los Arroyos" en terminar como estos pueblos, y que gracias al tesón de sus vecinos y alcalde, que consiguieron asfaltar su carretera, trael el agua corriente y la luz, pues de pequeños cada uno teniamos nuestras linternas para andar por el pueblo.
    Gracias a estos esfuerzon se puedo tirar para adelante y ahora da gloria verlo.
    Un saludo y cada vez estoy mas enganchado a este blog, pues no solamente la informacion, fotos. Los testimonios de muchos vecinos que en ellos vivieron hacen mucho mas rica e interesante esta página

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante y atractivo el tour que hiciste por los pueblos deshabitados de la Serrania de Guadalajara. Son pueblos todavia en bastante buen estado y que se pueden visitar en condiciones.
      El pueblo de tu madre es precioso, con su cercana Chorrera de Despeñalagua, en varias ocasiones he estado por alli.

      Gracias Bilko por comentar una vez más.

      Saludos.

      Eliminar
  25. Buenass ...e escrito un par de veces pero no se quedan guardados mis comentarios ...solo decir que es un pueblo precioso., que a tenido mucha vida y alli hay mas gente aparte de luis aunque el es un veterano .soy nieta de angelines y paco y por suerte e pasado muchos veranos en ese pueblo ..tengo muy buenos recuerdos ...saludos de rocio

    ResponderEliminar
  26. Hola: en estos días por cuestiones me acuerdo mucho de mis maravillosos abuelos maternos, les quería muchísimo, por su educación, su inteligencia y sobre todo por su bondad, la alegría en el rostro de mi maravilloso abuela no la podré olvidar nunca, me dieron las armas para saber lo realmente importante de la vida, y sobre todo a saber defenderme en esta vida tan complicada, siempre con respeto, eran originarios de Bujalcayado he estado muchas veces, Luis vive allí porque le encanta su pueblo, yo también si pudiera volvería a la tierra de mis antepasados, porque me parece un lugar mágico, cuando vuelvo a la Alcarria recuerdo ese tiempo maravilloso de mi vida, cuando vivían ellos, mis tíos abuelos y mi padre y siento que estoy en casa, es como si nunca me hubiera ido de allí como si esos parajes me hablaran me llenaran de energías, mis bisabuelos tenían casa de veraneo en Riosalido que no está deshabitado, pero se tuvieron que marchar del lugar que amaban Bujalcayado no por gusto sino por el odio que nos tenemos los hombres la cruenta Guerra Civil y sufrieron muchíiiiisimo, después lo abandonaron todo para irse a Madrid lejos de tantos odios y rencores, Bujalcayado sigue siendo el lugar que amaban mis abuelos y el que guardaremos en la memoria de nuestros descendientes. Gracias por el reportaje has mostrado la casa de mis bisabuelos que aún está en pie, y de mis otros bisabuelos que está derruida. Es fantástica la labora que realizadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso y emotivo comentario. Lleno de nostalgia hacía tus antepasados.
      ¡Tantas cosas que tenemos que aprender y admirar de ellos!
      Que no decaiga ese recuerdo y lo tengas presente siempre que visites Bujalcayado.
      Por curiosidad, ¿cual era la casa de tus bisabuelos?
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  27. Me ha encantado esta entrada, porque conocí Bujalcayado hace ya un montón de años; estuve con mi padre, que quería comprar una casa allí, y conocimos a los dos únicos habitantes que quedaban en aquel momento (ya leo que ahora sólo queda uno de ellos). Qué bonitos recuerdos me has traído...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que te ha salido la vena nostálgica viendo este reportaje de Bujalcayado.
      No llegó a buen puerto la compra de casa allí sino ahora estaríais disfrutando de la paz y la tranquilidad del lugar.
      Yo también conocí este pueblo cuando había dos habitantes.
      Saludos.

      Eliminar
  28. Hola!! Nos ha encantado el blog, enhorabuena!!!queremos ir a conocerlos . Nos recomiendas algún pueblo cercano para dormir? Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigüenza. Es el pueblo grande de la comarca. Es muy bonito a nivel turístico y el que más infraestructura de alojamiento puede temer, sin olvidar las diferentes propuestas de casas rurales que hay en pueblos de la zona.
      Me alegra que os haya gustado el blog.
      Saludos.

      Eliminar
  29. Muy interesante tu blog que yo he descubierto muy tarde. Intentaré recuperar parte del tiempo perdido y visitar los que pueda.
    Gracias por tu trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada Ángel nunca es tarde para conocer y visitar.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. He visto el blog y me ha traído apacibles y gratos recuerdos de la niñez y de mi infancia en ese pueblo, ya que aunque soy natural de Madrid, mi abuela si era de Bujalcayado, y ahi pase alguna temporada. Fue tal la paz y el contacto con la naturaleza dejo tales recuerdos, que en el transcurso de mi vida diaria, he tenido la necesidad en ocasiones, de acercarme aunque solo fuera un par de horas desde Madrid, para recordar y recobrar fuerzas y aquella paz interior que disfrute en mi niñez. Un saludo

      Eliminar
  30. Hola queria agradecer tu reportaje ya que los familiares de mi marido son de este pueblo abandonado y pariente directo de Luis y que no esta tan solo porque toda la familia Yubero son oriundos de bujalcayado. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Me alegro que te haya gustado el reportaje de Bujalcayado donde gran parte de la familia de tu marido tiene sus raices.
      Ya he tenido noticias de que la población estable de Bujalcayado ha ido en aumento con lo cual Luis ya tiene compañía.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  31. Maravilloso lugar y todo muy bien explicado cómo siempre. Gracias Faustino.

    ResponderEliminar